LUGO / LA VOZ |
31 de enero de 2013

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) emitió ayer un comunicado para denunciar, en nombre de la familia y de la organización sindical, «la falta de sensibilidad y falta de atención» por parte de la compañía de seguros Adeslas hacia el funcionario José Manuel Pardo Souto, que a finales de octubre pasado sufrió un grave accidente en el ejercicio de sus funciones. Como consecuencia de las lesiones sufridas, el agente de policía todavía se encuentra en coma. El comité nacional del SUP ha puesto su gabinete jurídico a disposición del comité provincial de Lugo para que se siga paso a paso la evolución de su afiliado, así como «cualquier tipo de injerencia en su rehabilitación». Desde la central agradecen el apoyo que han mostrado las organizaciones sindicales del Cuerpo Nacional de Policía, así como «del cuerpo hermano» de la Guardia Civil. «Lucharemos para que José Manuel Pardo pueda disponer de todos los medios, humanos y técnicos, para que tenga la mejor atención y pueda salir de la grave situación en la que se encuentra», indican.

De 39 años y de As Nogais

El policía, de 39 años y natural de As Nogais, sufrió un traumatismo en la cabeza al golpearse contra una pared tras ser empujado por un detenido en el exterior de la comisaría lucense. En un primer momento, el agente creyó que el incidente no había tenido mayores consecuencias, pero poco después ingresó en estado crítico en el HULA.

Anuncios